jueves, 14 de junio de 2012

La Saga de los Longevos



Como ya he comentado, no solo leo literatura infantil, aunque la base de mi lectura actual esté basada en ella. Por temporadas intento sacar algo más de tiempo para estos menesteres, al fin y al cabo, también merezco alguna que otra recompensa visual.

Así que, gracias a otra amiga (reconozco que las recomendaciones me vienen estupendamente, así puedo ir sobre seguro), conocí a Eva García y su portentosa Saga de los Longevos.

Contacté con Eva para que me enviase los primeros nueve capítulos, tal como se promocionaba en varios sitios, y comencé a leerlo con más curiosidad que deseo. Imagino que al 99% de los lectores, por no hablar de un rotundo 100%, les habrá pasado lo mismo, los nueve capítulos se quedaban algo escasos. Así que me descargué el libro completo esa misma noche. Es la gran ventaja de Amazon, disponible las 24 horas del día.

Otra que se apuntaba a la media nacional de lectura en apenas tres días. Robando horas de sueño, para no interferir demasiado en la jornada con mi hijo, y alguna que otra durante el día, me permitieron lograr semejante proeza.

Y es que tanto la trama como sus personajes te incitan a seguir sin parar hasta el final.
Literalmente te enamoras de Iago, de su personalidad, de su carisma, su templanza y toda esa experiencia vivida que sabe mantener bajo control en cada momento.

Hay pasajes muy emocionantes y maravillosamente descritos, como el que viven en Cabárceno. Mi mente recrea a Iago transformado en Nargono, su verdadero nombre, con esa fuerza y seguridad de quien intenta proteger a lo que más ama, y al que la protagonista se niega a creer. Sientes que la respiración se paraliza mientras imaginas ese preciso momento con todo detalle. Mantienes esa imagen como si de una película se tratase, y una música inesistente envuelve la escena. Finalmente, respiras de nuevo.

De sorpresa en sorpresa, capítulo a capítulo, te va envolviendo en una historia que no puede dejar indiferente a nadie. Incluso puedes llegar a creerte realmente que existen los longevos, porque todas las piezas parecen encajar a la perfección. ¿Se explica ahora su rápida lectura?

En la Feria del Libro de Madrid tuve la oportunidad de conocer a Eva. No solo ha escrito una maravillosa obra, sino que como persona supera la calidad de su creación. Espero siga vendiendo muchísimos ejemplares y comprobemos que tenemos muy buenos autores.



No hay comentarios:

Publicar un comentario